Vivir aceleradamente. Cuando el doble click azul me mata

El cambio disruptivo que hemos sufrido con las nuevas tecnologías y las redes sociales han provocado una adaptación rápida e insegura de nuestros hábitos y forma de operar en el día a día.
Todo se ha acelerado, todo se está construyendo para vivir más deprisa y con la necesidad de constantes estímulos positivos casi de forma instantánea. “A la gente le ha gustado el tweet que he hecho? Lo han retwiteado…me han puesto un favorito? Quien?. Alguien ha contestado a mi reflexión en Facebook? Y un like a mi foto en Instagram?”
Y la consecuente respuesta rápida…La cual también acelera mis reflejos y la necesidad de contestar casi instantáneamente…
” uff, acabo de enviarle un WhatsApp y tiene el doble click azul…lo ha leído y aún no me ha contestado…pasa de mí?. Me acaba de entrar un mail del jefe, he de contestarlo rápido sino pensará que hay desinterés, desidia…”
Estos son ejemplos del día a día que afecta a millones de personas en todo el mundo y puede ocasionar problemas importantes, conflictos internos habituales y necesidad de estar en alerta constantemente.
Pero no amigos, el mundo de la interconectividad, la tecnología, las RRSS,…ha de gestionarse anteponiendo la salud mental de uno y hacer el ejercicio de:
1. La respuesta rápida se la auto-exige uno mismo
2. Acelerar la respuesta expone a errores y acostumbra mal a nuestros interlocutores
3. Aunque el mundo online pasa y es importante, el mundo offline es apasionante y también requiere su dedicación
4. Hemos de aprender a blindarnos de tanto estímulo y celeridad para poner un ritmo más pausado a nuestra vida
5. Las pausas y saber ubicar “el que” en su debido momento también nos ayuda a aprender a disfrutar las cosas
Pongamos ejemplos simples de lo que antes hemos comentado como ejemplos:
- WhatsApp con doble click: “los has leído pero no has de contestar al momento, puedes o puede estar reunido, puedes o puede requerir un tiempo para meditar la respuesta,…”
- Ha gustado mi tweet o comentario en Facebook? O mi foto en Instagram? Ya lo verás amigo, no es mejor dejar pasar horas y en un momento de tranquilidad, sentarte a ver las repercusiones de tu comentario o de aquello que hayas compartido? Lo saborearás más no? Podrás prestarle más atención…
- Y el mail de compañero, jefe,…necesitará de una respuesta meditada no? Tienes tan poco trabajo que puedes contestar rápidamente a lo que te piden?

Estas son respuestas a modo de ejemplo, algunas de ellas para que nos ayuden a auto mentalizarnos y todo ello nos ha de llevar a un cambio necesario, a intentar vivir más intensamente pero no aceleradamente (que no es lo mismo).

Hazte horarios de iPhone y Ipad, respira, vive la vida, disfruta de los tuyos, miraos, acariciaros, besaros, respirad y “Slow down and enjoy life my friend”.

La salud 2.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>