Era se una vez un farmacéutico que se pasó al “Lado Oscuro”

Sigue abierta la “Operación Pharmakon”, que investiga un presunto fraude en la venta de medicamentos, que ha derivado en la detención de varios farmacéuticos cuyas farmacias han sido precintadas.

La trama podría deberse a la venta por parte de los farmacéuticos de medicamentos a varios distribuidores para que estos las consiguieran a un precio más barato y las destinaran a la exportación. Pero también es importante remarcar que adicionalmente también podemos encontrarnos ante una situación de falsificación de recetas, lo cual aún complica más todo el entramado.

Todo ello una situación muy triste, donde la mala praxis de unos puede salpicar a todo un colectivo, un grupo de profesionales que lo están pasando realmente mal pero que día a día abren sus establecimientos con la esperanza de tirar hacia adelante con profesionalidad, rigor y honestidad, buscando aquel plus que les haga reflotar su maltrecha economía.
Las bajadas de precio, los impagos, la presión fiscal y financiera, todo ello impacta de forma directa a un sector que intenta reinventarse, aportando mayor valor a su actividad y ofreciendo nuevas prestaciones que pueden ser altamente beneficiosas para ciudadanos, pacientes y administración sanitaria y que a su vez sean un balón de oxígeno que ayude a cuadrar las cuentas para seguir avanzando.

Mientras la inmensa mayoría de farmacéuticos han optado por seguir luchando, por invertir su patrimonio en el negocio o pidiendo una hipoteca para cubrir los impagos de las administraciones sanitarias -o sea, financiar de su bolsillo la medicación de los ciudadanos-, hay otros que, movidos por la desesperación y/o por la ambición, han decidido pasarse al “Lado Oscuro” .

Que hay en el “Lado Oscuro”?

Unas mafias que exportan medicamentos a países donde el medicamento es más caro -la mayoría de la UE-, un espacio indefinido donde se promete una vida más desahogada más allá de la angustiosa y repetida pregunta: “cobraremos este mes?”, unas farmacias en el límite más límite de la viabilidad que si no venden su alma al diablo están muertas y como no, personas ambiciosas y sin escrúpulos -tengan la titulación académica que tengan, estén en el sector que estén-….en definitiva, todo un mundo de fuego y tiniebla que puede provocar el abandono de los más elementales principios quemando al fuego lento el omnipresente juramento Hipocrático.

Sea cual sea la situación a la que han llegado al “Lado Oscuro”, el sector no se merece que estas personas sigan ejerciendo la profesión y sigan dañando la imagen colectiva, la Farmacia es mucho más que eso y lo importante es reconocer a todos los profesionales que ejercen día a día con honestidad e ilusión el ejercicio de la Farmacia, ellos son los verdaderos protagonistas de lo que este sector aporta y ofrece a la sociedad.

.

Farmacia, Medicamentos y seguridad, Pacientes

6 responses to Era se una vez un farmacéutico que se pasó al “Lado Oscuro”


  1. Muy interesante que toques este tema de candente actualidad, Rafa.

    Denuncio que existen empresas que ofrecen a las farmacias operaciones irregulares basadas en las lagunas y antinomias que existían en nuestra legislación farmacéutica, a pesar de las continuas advertencias de la AEMPS: http://goo.gl/w3wCyY

    Sin embargo, se seguían ofreciendo estas actividades, “sombrías”, como indicas, en el filo de la legalidad, basándose en la buena fe de los farmacéuticos, a los que se les presentaba un panorama halagüeño para obtener pingües beneficios de unas actividades que se presentaban en el marco de la legalidad; lo que es incierto, tras las abrumadoras sentencias judiciales: http://goo.gl/KlSxAQ

    Por ello, recibíamos innumerables consultas, por lo que elaboramos esta nota de aviso en el año 2.012, en el pico de estas actividades: http://goo.gl/75mCeZ

    Pero la profesión tampoco está exenta de responsabilidad y es momento de hacerse una cierta autocrítica. La actual planificación farmacéutica presenta algunas deficiencias puntuales que se podrían subsanar retocando algunos aspectos de las actuales Leyes de Ordenación Farmacéutica, dada su dispersión normativa. Por un lado, unas farmacias obtienen rentas de situación, otras se ven abocadas a hacer “chanchullos” sino quieren clausurar sus inviables farmacias.

    Mientras en Francia, la legislación permite la “fusión” de farmacias colindantes para reducir el impacto de los gastos fijos y centralizar servicios, -a la que ya se han acogido más de 400 profesionales-, aquí, con nuestra mentalidad minifundista tradicional, no termino de ver clara su viabilidad.

    Las oficinas de farmacia en municipios de escasa entidad, debido a la despoblación, la caída del poder adquisitivo, el copago, el envejecimiento, la reducción de los día de consulta de los médicos y el gasto farmacéutico, están abocadas a un futuro incierto. La subvención de estas farmacias, llamadas eufemísticamente de “viabilidad económica comprometida” no está siendo la solución, y las convierte, a medio plazo, en prisioneras del poder político.

    Mientras desde la cúpula de la profesión no se diseñe una arquitectura razonable que ofrezca una salida digna a estos profesionales, podrían seguir cayendo en la tentación de buscar “atajos”.

  2. t. Hernandez

    Esos son los del lado oscuro, y en el claro, están algunos que como tú defienden lo indefendible, sabiendo que es una indecencia ¡que pena¡

  3. Interesante y a la vez triste reflexión, que no es más que un indicativo fiel del nivel de degradación a la que ha llegado una profesión que lo único que hace es bajada tras bajada de pantalones, para evitar lo inevitable: la liberalización.
    Tal vez si el traspaso de una farmacia no fuese por esa burrada de dinero que se paga por ella, ahora miles de incautos no tendrían que “arriesgarse con atajos” de dudosa legalidad.
    Se ha perdido el norte hace mucho tiempo y todavía hoy, muchos huyen hacia adelante. Triste
    De aquellos polvos…

    • Encarnación Romero

      Lo ha dicho usted perfectamente esto es el resultado de aceptarlo todo con tal de que no liberalicen
      Nos hemos engañado TODOS creyendo que tonto el último y ahora nos damos cuenta que el último ¡¡¡SOMOS NOSOTROS¡¡¡¡

      Tanto modelo y modelo, modelo de qué???

  4. Muchas gracias por los comentarios Rafa. Va siendo hora que entre todos busquemos proteger el sector y pongamos las cosas encima de la mesa.
    A mí lo que aún me sigue sorprendiendo es ver algunas de estos farmacéuticos arropados por empresas importantes del sector y puestos como modelo de éxito a seguir. Lo que desconozco es si el motivo es porque la información no es transparente o porque hay cosas más profundas detrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>