El revuelo de las “monodosis”: ahí no está la solución

En las últimas semanas hemos podido leer en varios medios de comunicación varios artículos en favor de la monodosis de ciertos medicamentos para mejorar la eficiencia, el ahorro y la adherencia a los tratamientos.

Ante todo este revuelo es importante remarcar:

- Hemos de diferenciar los tratamientos crónicos -donde  el paciente ha de tomar de forma regular su medicación sin interrumpirla a no ser que su prescriptor decida cambiar o variar el tratamiento- de los agudos -en los que cada vez disponemos de envases más adecuados para ajustar los tratamientos o complementarlos en caso de una extensión adicional-.

- La manipulación de las unidades en monodosis (que han de ir debidamente identificadas) ha de ser gestionada por el farmacéutico e identificadas por el propio paciente, a través de blisters de difícil manipulación e identificación.

- Los costes reales de la adecuación, envasado, identificación y adición del prospecto correspondiente, son “muy superiores” a los formatos actuales, suponiendo un mayor gasto para el Sistema Sanitario -una unidad en monodosis es más cara que la unidad en envase global-.

- El gran problema radica en el cumplimiento, en la buena toma de los fármacos en posología y en tiempo de duración, y la adherencia a los tratamientos requiere un abordaje multifactorial que no se soluciona con la dispensación de monodosis de difícil manipulación, identificación, control y de precio superior.

- En un entorno hospitalario, donde la administración de la medicación está supervisada por el personal de enfermería y administrada por el mismo, la monodosis tiene su sentido, pero extrapolar este concepto al ámbito ambulatorio carece de sentido y no tiene en cuenta la ideosincracia y los elementos que caracterizan la auto-gestión de la toma de la medicación por parte del propio paciente.

- Los profesionales sanitarios están trabajando en la mejora de la adherencia a través de diferentes programas, el SPD desarrollado por los farmacéuticos es un ejemplo, y nada tiene que ver con la monodosis y sí con el abordaje multifactorial de la no adherencia a los tratamientos.

Está claro que la Industria Farmacéutica ha de avanzar aún más en la adecuación de los envases de algunas presentaciones, pero estoy convencido que la “monodosis” no es la solución.

 

 

Farmacia, Industria Farmacéutica, Reflexiones sobre la Farmacia y los Sistemas Sanitarios

2 responses to El revuelo de las “monodosis”: ahí no está la solución


  1. Eusebio S

    Creo que las monodosis no son la única solución para mejorar la eficiencia, el ahorro y la adherencia a los tratamientos pero si un gran comienzo.

    Ya he leído muchas críticas sobre esto y mi conclusión es que no interesa desde el sector farmacéutico. (recientemente Chile i Francia han anunciado que daran los medicamentos dosis a dosis …)

  2. garfield enrique

    Que tema tan interesante, siempre es bueno estar informado sobre los temas de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>