Recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), no los alejemos

Es por todos conocido que la Organización Mundial de la Salud (OMS) es un referente internacional en la orientación y programación de modelos de atención en el campo sanitario.

En el último informe “La salud en el mundo 2013″, la OMS hace una serie de recomendaciones que son la clave de un modelo universal y accesible a toda la población.

Claves y opinión:

OMS: (…) Fomentar la investigación y colaboración internacional (…)

Es importante poner el conocimiento al servicio del progreso en salud, y el apoyo a investigadores y compañías públicas y privadas en un modelo colaborativo que incentive el I+D+i.

Hemos de establecer circuitos que posibiliten el intercambio de conocimiento de forma rápida y permita aumentar la eficiencia en el desarrollo e implantación real de los avances que se vayan produciendo.

OMS: (…) Invertir en sanidad como prioridad social (…)

Invertimos en sanidad lo que deberíamos? esta es una gran pregunta que puede darnos las claves del “dimensión de gasto” que dedicamos a la prevención y cuidado de la salud.

Actualmente se habla mucho de “ahorro” cuando en muchas ocasiones tendríamos de hablar de “disminución de la inversión”, bajo esta premisa, quizás no nos sentiríamos tan orgullosos de los logros -cuando en muchas ocasiones el concepto de eficiencia se confunde con la efectividad-.

( OMS ): (…) Fomentar la colaboración entre investigación y “decisores” (…)

Esto significa la inclusión de los avances en la cobertura a la población: la innovación al servicio del ciudadano.

Si se investiga, se innova, se avanza, pero los “decisores técnico-políticos” deciden no dar cobertura del avance a la población, solo disponemos de magníficas evidencias que no tienen resultado sobre el terreno, sobre la vida real de las personas y el impacto sobre la salud será nulo.

OMS: (…) Buena gestión de los servicios sanitarios (…)

La gestión es una de las asignaturas pendientes, una buena gestión es el resultado de la optimización, en muchas ocasiones esto no ocurre y la gestión se traduce en ineficencia y disminución de uno de los principios antes comentados: la universalización de los servicios.

OMS: (…) Buen sistema de financiación de los servicios sanitarios (…)

La buena financiación pasa por la “igualdad territorial de la prestación” y la asignación de partidas económicas suficientes, en estos momentos en nuestro país no pasa ni lo uno ni lo otro.

OMS: (…) Acceso a medicamentos y tecnologías (…)

Muy en la línea de lo que antes comentábamos, el acceso a la innovación en medicamentos tiene cada vez más trabas y la cobertura es muy desigual en territorios y dentro de los mismos, en diferentes centros sanitarios.

OMS: (…) Disponer de trabajadores sanitarios bien formados, capacitados y motivados (…)

Hemos de trabajar este capítulo, la formación y la capacitación es un hecho demostrado en nuestro entorno, tenemos grandes profesionales -con la desgracia de que parte de este talento está emigrando a otros países a trabajar por culpa de un sistema incapaz de retenerlos y que a su vez a fomentado expectativas irreales y falsas- pero el grado de motivación es bajo y ubica a los profesionales más en una esfera de ahorro económico que de desarrollo y aplicación de los verdaderos conocimientos adquiridos.

 

La OMS nos da claves, ahora es responsabilidad nuestra desarrollarlas o no, todo es cuestión de voluntad e implicación. Nuestra salud bien merece una reflexión autocrítica y mejorar en aquello que tengamos recorrido para hacerlo.

Reflexiones sobre la Farmacia y los Sistemas Sanitarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>