Declaración institucional de la CEOE respecto a la Sanidad

Paso a mis lectores el “redactado íntegro” de la CEOE en apoyo a les empresas que operan en la sanidad y asuntos sociales en España.

(he destacado en negrita algunos capítulos y conceptos para una mejor lectura)….

Declaración de la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de CEOE, con el respaldo de los Órganos de Gobierno de esta organización:

• Respecto al Sistema Sanitario Público y la Sanidad Privada

- La Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de CEOE defiende y apoya un sistema sanitario público, universal y equitativo, de financiación pública y cuya planificación, control y evaluación sean competencia de las administraciones públicas. El Sistema Nacional de Salud (SNS) es un sistema eficaz en la gestión asistencial y muy valorado tanto interna como internacionalmente, con un alto grado de profesionalidad y alta tecnología innovadora.

- El sector sanitario privado en España es reconocido interna e internacionalmente por su alta calidad y eficiencia.

- El sector sanitario privado coexiste, complementa y colabora con el sistema público. La interacción entre ambos ámbitos es deseable y necesaria para la sostenibilidad del sistema sanitario público a través de las distintas fórmulas de Colaboración Público-Privada (CPP) – conciertos, convenios, encomiendas de gestión, mutualismo,… – que han permitido demostrar la alta capacidad de los gestores privados, basada en criterios de eficacia y eficiencia a través de una gestión de calidad más racional de los recursos existentes con una alta satisfacción de los pacientes. Los modelos de CPP no significan una “privatización” de la sanidad ni disminuyen los derechos de los ciudadanos, ya que la titularidad de los centros hospitalarios sigue siendo de titularidad pública.

- En cuanto a la oficina de farmacia, es necesario garantizar el margen operativo real para asegurar la sostenibilidad de la misma. La demostrada eficiencia y eficacia del actual modelo de oficina de farmacia hace necesario mantenerlo para una mayor garantía del paciente, ya que asegura la capilaridad de la red y el acceso de medicamentos a toda la ciudadanía, pudiendo asumir este sector mayores atribuciones como pueden ser las relacionadas con la prevención, el cribaje o el seguimiento.

- Actualmente, y a pesar de los esfuerzos de las distintas administraciones, el SNS sigue teniendo problemas de viabilidad económica (debido a la deuda con proveedores y prestadores de servicios, que en el año 2012 ha vuelto a generar un volumen de deuda de más de 6.000 millones de euros – industria farmacéutica y de tecnología sanitaria / productos sanitarios -, unidos a los retrasos en los pagos de conciertos por algunas Comunidades Autónomas – que en el caso concreto de la oficina de farmacia superan los 1.000 millones de euros) que exigen la adopción de medidas estructurales y urgentes por parte de las administraciones para dar solución a este problema. En esta línea, tampoco se comparte la bajada o reducción reiterada de los precios de los medicamentos y de los conciertos con la sanidad privada, ya que con ello se actúa en detrimento de la continuidad asistencial y se aumenta la presión sobre la parte asistencial del sistema de provisión pública.

- La Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de CEOE comprende, en la actual situación de crisis, las recientes reformas en el SNS, que están intentando mejorar la sostenibilidad del mismo vía ahorros y búsqueda de la eficiencia, aunque no profundizan lo suficiente como para poder ser consideradas como una reforma estructural del modelo, como sería deseable.

- Muchas de estas medidas se han centrado en reducir la factura pública de medicamentos y productos sanitarios, tanto desde el lado de la demanda como de la oferta. Es necesario decir que estas medidas no dan más de sí, afectando gravemente a los agentes del sector, ya que se corre el riesgo de anular la capacidad de investigación e innovación de la industria. Se está poniendo en peligro a los agentes del sector, especialmente a las empresas pequeñas, detrayendo inversiones y su capacidad de creación y mantenimiento del empleo con el consiguiente perjuicio hacia el paciente final. En este ámbito, también hay que mencionar la falta de justificación que tiene la prioridad dada a los medicamentos genéricos sobre los innovadores a igualdad de precio o la exclusión de determinados medicamentos prescritos con cargo al SNS de la dispensación a través de las oficinas de farmacia.

- En cuanto al desarrollo de la cartera de servicios del SNS, para una mejor adaptación de los cambios propuestos, especialmente en la cartera suplementaria, es deseable una mayor definición, con la necesaria colaboración con los sectores empresariales implicados, con una adecuada valoración de la innovación y asegurando la necesaria unidad de mercado.

- En el ámbito ortoprotésico, es necesario el establecimiento de un catálogo común de prestaciones a nivel nacional, junto a una regulación profesional que proporcione estándares de calidad a la prestación ortoprotésica y que permita que un paciente sea atendido por un profesional sanitario con formación suficiente y en unas instalaciones adecuadas. La ortopedia representa un importante ahorro de costes, reduciendo el número de consultas médicas, las recidivas de patologías, el número de días de baja laboral y la reducción de la estancia media hospitalaria.

- El transporte sanitario programado es una prestación que se utiliza por causas médicas y que se debe hacer en vehículos ambulancia que permitan el desplazamiento de uno o de varios pacientes. Es un transporte que se conoce antes de su prestación, que no acarrea una actuación inmediata y por lo tanto es moldeable, medible, estadísticamente auditable y logísticamente acarrea un componente de compatibilidad con los procesos del sistema sanitario.

Actualmente esta prestación se ha incluido en la Cartera Suplementaria, sujeta a participación económica del usuario, generando problemas de aplicación que van a suponer un coste social y económico no previsto, como la necesidad de utilizar plataformas para poder hacer un seguimiento adecuado de la prestación.

- La Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de CEOE entiende necesaria la consecución de un Pacto por la Sanidad, que aúne a todas las partes implicadas, no sólo en el plano político sino también con los agentes económicos que operan en los distintos ámbitos sanitarios. Este Pacto debe diseñar un marco de reformas consensuadas, con seguridad jurídica y estabilidad, imprescindibles para el adecuado funcionamiento de un sector que debería ser impulsado como un motor de generación de actividad económica, riqueza y empleo, pero que a la vez permita su adaptación desde la sostenibilidad y viabilidad económica.

• Respecto al Sistema de Dependencia

- La Ley de Dependencia nació de un consenso unánime, creando un derecho subjetivo y necesario que obliga a las administraciones públicas.

Además, en el espíritu de esta ley se apostaba claramente por la provisión de servicios profesionales.

- Desde sus comienzos, el sistema de dependencia ha tenido un desarrollo incorrecto y desigual según los territorios, donde la asistencia al dependiente generalmente se ha realizado a través de prestaciones económicas al cuidador informal en detrimento de los servicios profesionales o de las prestaciones vinculadas a un servicio. Es imprescindible una mayor coordinación y regulación a nivel nacional que regule la aplicación del sistema de manera más ecuánime.

- La última evaluación del sistema ha detectado estos problemas y se ha aprobado recientemente una reforma en profundidad del mismo que trata de conseguir una mayor equidad en el acceso a los servicios, una mejor eficiencia del gasto y una apuesta decidida por los servicios profesionales.

- Por el contrario, a pesar de la reciente reforma, se ha minorado enormemente la capacidad presupuestaria del mismo (desaparición del nivel acordado) y se está produciendo, por las Comunidades Autónomas, una reducción sistemática de conciertos y una bajada de precios, que unidos al crecimiento de la morosidad de muchas de ellas, está poniendo en serio peligro la viabilidad de las prestaciones de servicios de calidad adecuada y del sistema en su conjunto.

También ha desaparecido el Programa de Teleasistencia de financiación estatal.

- El sector de la dependencia (tanto la provisión pública como la privada – vía conciertos) es un sector económico con alto potencial de crecimiento, generador de ingresos (fiscales y económicos) e intensivo en empleo cualificado y no deslocalizable. El sector empresarial dispone de una oferta de servicios profesionales infrautilizada, que de activarse generaría sinergias (reduciría las listas de espera, cuyo dato actual es de 224.216 personas valoradas sin prestación de servicio a 1 de marzo de 2013), actividad económica y empleo.

- La Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de CEOE considera que es necesaria una mayor apuesta pública por el mantenimiento y consolidación del sistema, con la necesaria colaboración del sector privado, una mejora de la calidad del mismo a través de la acreditación de centros y servicios, así como una financiación adecuada de los servicios a su coste real. También es aconsejable, encuanto a la aplicación de los nuevos criterios para la financiación autonómica, un periodo transitorio corto para una mayor ponderación de los servicios profesionales respecto a las prestaciones económicas no asociadas a los servicios.

• Respecto a la Coordinación sociosanitaria

- Como complemento a la reciente reforma sanitaria, las Administraciones Públicas deben de hacer una apuesta decidida por un modelo de coordinación sociosanitario, que teniendo como centro al paciente, pueda utilizar los recursos, tanto sanitarios como sociosanitarios de una manera eficiente en función de las necesidades del mismo, sin discriminación por razón de la CC.AA. en la que se resida. Para ello, esta Coordinación también debe apoyarse en la Colaboración Público-Privada. Según diversos estudios: las plazas sociosanitarias privadas tienen un coste mucho menor que las plazas públicas, llegando a alcanzar una diferencia máxima de un 80% de menor coste.

- En la futura definición y desarrollo del Espacio Único Socio-Sanitario se debe contar con las organizaciones y grupos empresariales, que cuentan con gran experiencia en la asistencia de personas dependientes y de los mayores.

• Respecto al tipo de IVA en el ámbito sanitario y sociosanitario

- Tras la reciente subida de los tipos de IVA aplicados, una Sentencia del Tribunal de Justicia Europeo establece que España está aplicando mal los tipos de IVA, por lo que debe subir al tipo general (21%) los materiales y productos sanitarios.

- Esta realidad va a afectar a todos los operadores sanitarios por igual, tanto del lado del comprador (SNS, sanidad privada, usuarios y pacientes) como del lado del vendedor (industria, proveedores). Además, en la mayoría de los operadores de asistencia sanitaria el IVA no es repercutible.

- Esta medida, de aplicarse de manera general e inmediata, va a generar problemas de alteración de presupuestos públicos, de afectación a hospitales privados (reducciones de márgenes), de pérdida de innovación, de encarecimiento de los materiales y productos, poniendo nuevamente en tensión unos sistemas sanitarios de por sí en dificultades. Hay que tener también en cuenta que la subida de los tipos de IVA va a afectar especialmente a los proveedores de productos sanitarios. En la situación de morosidad pública actual, con unos plazos de pago superiores a 270 días, las empresas proveedoras tienen la obligación de liquidar el pago del IVA meses antes de que se produzca el cobro de las facturas, con el incremento en la carga financiera que esto supone.

- Por tanto, es necesario evaluar en profundidad, por todas las entidades afectadas (públicas y privadas) qué materiales y productos pueden verse afectados y cuáles mantenerse a tipos reducidos por su naturaleza, así como un periodo amplio de modificación de los actuales tipos para intentar que el impacto afecte lo menos posible.

- En cuanto a la atención a las personas mayores y/o dependientes nos encontramos con un tipo diferente de IVA aplicado en función de quién adquiere la plaza ofertada por el sector privado, pasando de un tipo del 4% si es contratada por las administraciones públicas a un 10% si es de adquisición privada. Esta diferencia discrimina a los usuarios privados sobre los usuarios con plaza pública. Dado que el 75% de los servicios de dependencia son gestionados por la iniciativa empresarial privada, una generalización del tipo de IVA aplicable al 4% supondría un impulso de la actividad económica (con retornos vía impositiva – IS, IRPF e IVA), con generación de empleo estable, cualificado y no deslocalizable (aumento de recaudación por cuotas SS y reducción prestaciones por desempleo).

Respecto a los seguros

- La provisión asistencial sanitaria y sociosanitaria privada complementa y ayuda a descargar la asistencia pública. La mayoría de esta asistencia privada se instrumentaliza a través de seguros, tanto de Salud, como de prevención de la Dependencia, que a su vez, ayudarán al futuro dependiente a cubrir los costes de esta dependencia. Actualmente, existen más de 10.000.000 de personas que han suscrito un seguro de salud (datos ICEA diciembre 2012), de las que 1.800.000 lo hacen a través de fórmulas de mutualismo administrativo, donde el grado de satisfacción supera el 80%.

- Por tanto, es imprescindible para garantizar una adecuada financiación y sostenibilidad de estos sistemas, impulsar medidas de incentivación fiscal del aseguramiento privado. Estas medidas ayudarían a descargar el sistema sanitario público.

- También es importante avanzar en el impulso e incentivación fiscal de la provisión de productos financieros y aseguradores de la dependencia.

Respecto a la Mutuas de Accidentes de Trabajo

- Es necesario garantizar la especificidad de la asistencia sanitaria privada derivada de las contingencias profesionales (de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales) prestada por las Mutuas; asistencia que, sin duda, redunda en una reducción de las tasas de absentismo.

- Se considera también necesario impulsar el procedimiento de reconocimiento de las herramientas de gestión a las Mutuas en el control de las bajas derivadas de contingencias comunes. En esta labor, las Mutuas cuentan con experiencia demostrada para abordar cuando menos el tratamiento del accidente no laboral, y deben de contribuir de forma importante a la reducción del absentismo laboral en las empresas, siendo un factor clave para mejorar la competitividad de las mismas, por lo que debería reconocerse la competencia para emitir partes médicos de alta con igual alcance y extensión que el Instituto Nacional de la Seguridad Social, destacando la importante labor del personal sanitario de las Entidades Colaboradoras Mutuas que disponen de más de 4.500 profesionales Médicos y 7.400 ATS/DUE y Auxiliares de Enfermería, sujetos al mismo código ético y deontológico que cualquier profesional médico de los Servicios Públicos de Salud.

• Respecto al Turismo de salud

- España goza de un sector privado de salud de alta calidad y de alto nivel

competitivo en el ámbito europeo. A nivel internacional, el turismo médico o de

salud está viviendo un crecimiento importante en los últimos años, por lo que España, como país, con el apoyo de las instituciones, podría situarse en el liderazgo de esta actividad económica.

- Para facilitar este posicionamiento, es necesario que las instituciones públicas den un impulso decidido a esta actividad económica a través de la puesta en marcha de medidas que faciliten su desarrollo y crecimiento.

• Respecto al Turismo social

- Los Programas Sociales de Turismo y Termalismo, de larga experiencia, están consolidados dentro de las políticas sociales de este país. Son programas de alto valor social, enormemente valorados por sus usuarios y ejemplo para otros países europeos. Además, estos programas ayudan al mantenimiento de la actividad económica y del empleo estacional en estos sectores. Está demostrado y aceptado por las distintas administraciones que suponen un retorno económico al Estado, vía impuestos directos, indirectos y prestaciones por desempleo dejadas de abonar, ya que por cada euro invertido, el retorno es de 1,5€ en el Programa de Turismo y de 2,3€ en el Programa de Termalismo.

- Por tanto, es necesario seguir apostando por estos programas, asegurando su mantenimiento e, incluso, ampliando los mismos en función de la evolución de la actividad económica del país.

Para abordar todos estos temas, CEOE pone a disposición de las distintas administraciones o entidades implicadas tanto la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales como sus miembros. Es imprescindible contar con la colaboración de los sectores empresariales y económicos que deben ser considerados como colaboradores leales y necesarios para ayudar en la sostenibilidad económica, financiera, y desde la eficiencia, de estos sistemas públicos tan importantes para el Estado de Bienestar como son el Sistema Sanitario y el Sistema de la Dependencia.

La Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de CEOE está compuesta por más de 100 miembros que representan a más de 70 organizaciones empresariales representativas, tanto sectoriales como territoriales, así como a importantes empresas y entidades del sector sanitario y socio-sanitario, incluyendo a las industrias farmacéuticas, innovadoras en tecnología, materiales y productos sanitarios, a la distribución farmacéutica, a la sanidad privada, a las oficinas de farmacia, al transporte sanitario, al sector sociosanitario y de la dependencia, al sector asegurador, etc. En su seno hay constituidos tres grupos de trabajo de máxima representatividad: Sanidad, Asuntos Sociales (Dependencia) y Turismo Social.

 

Reflexiones sobre la Farmacia y los Sistemas Sanitarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>