Farmacia: Pacientes o clientes?

Según la definición paciente es el sujeto que recibe los servicios de un médico u otro profesional de la salud y se somete a un examen, a un tratamiento o a una intervención.

El término cliente permite hacer mención a la persona que accede a un producto o
servicio a partir de un pago.  Cliente puede ser utilizado, según el contexto, como sinónimo de comprador (la persona que compra el producto), usuario (la persona que usa el servicio) o consumidor (quien consume un producto o servicio).

Normalmente, en el entorno farmacéutico, la terminología usada es la de cliente, en parte, influenciado por la consideración de paciente como término exclusivo del entorno médico: diagnóstico e instauración de tratamiento y ante el temor de entrar en “conflicto” –algo similar con los conceptos de recomendación y prescripción, nunca se habla de prescripción
farmacéutica aunque sea para síntomas menores-.

Si atendemos a la tipología de prestación que se ofrece desde las Farmacias, podríamos afirmar que en ellas se presentan situaciones de interacción que tanto pueden atender al concepto de “paciente”, la persona tiene un diagnóstico hecho y un tratamiento
instaurado y el farmacéutico ejerce parte de la atención: dispensación segura,
soporte en el conocimiento y buen uso del medicamento, soporte en la
farmacovigilancia y ayuda en la mejora de la adherencia. Y también de “cliente”, el sujeto recibe un producto relacionado con el bienestar que no requiere diagnóstico previo ni tratamiento concreto.

Atendiendo a estas consideraciones, en las Farmacias entran muchos
más pacientes que clientes y la contextualización de la atención en un entorno
de optimización del tratamiento instaurado y mejorar así, el concepto de
efectividad de la medicación, obedece a reforzar la teoría de que el “paciente”
es el eje principal del desarrollo profesional y asistencial del farmacéutico.

En ningún momento habrá conflicto con otros profesionales
sanitarios, partimos de la base que la sanidad actual requiere de una atención
integral y en cooperación, donde los diferentes agentes actúen coordinadamente,
cada uno en sus funciones y sabiendo que la suma de todo ello beneficiará al
verdadero protagonista: el paciente.

 

 

Farmacia, Pacientes

2 responses to Farmacia: Pacientes o clientes?


  1. COGITO ERGO SUM

    Como bien dice el Sr. Rafael, para que haya paciente, deben recibirse los servicios de un profesional de la salud. Se da la circunstancia de que para trabajar en una farmacia no se exige ninguna titulaciòn ni preparación sanitaria. A tenor de la ley del medicamento, sólo se exige la presencia de un farmacéutico. En la práctica, es común ver en las farmacias a familiares, amigos, novios, esposos y demás afines al titular de la farmacia atendiendo al público y dando consejos sanitarios, por lo que, en consecuencia, se trata de clientes usuarios de la farmacia y no de pacientes de un servicio sanitario.

    • No te discuto que halla sitios en los que en las farmacias personas con escasa o nula formación, sobre todo en latinoamerica es común ver algo de eso. En España es mucho mas raro ver personas sin formación puesto que en la mayoría de los casos son farmacéuticos, auxiliares o mas recientemente técnicos farmacéuticos
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>