Desfinanciación de Medicamentos: Optimización y sostenibilidad

Uno de los debates más importantes en la Sanidad actual es la forma en que esta se hará sostenible y se financiará.

18.000 Millones de € de déficit y una inversión mayor a la que se recauda –o la que se está dispuesto a invertir, otro gran debate- obliga a hacer verdadera ingeniería financiera para que los números cuadren.

Se han efectuado y se están llevando a cabo multitud de iniciativas, en el ámbito del medicamento y la intervención sobre los precios es una constante a la que le queda poco recorrido.

Pero en ningún momento se plantea, al menos abiertamente, la posibilidad de desfinanciar ciertas moléculas –mejor dicho, grupos de moléculas, solo así se evitarían desviaciones en la prescripción-.

Hemos de empezar a ser conscientes de que el estado ha de financiar “lo básico”, aquello que es esencial para los ciudadanos en procesos patológicos complejos y crónicos, y hay ciertos medicamentos que se los tendría de costear el usuario: ejemplos claros serían las lagrimas artificiales, mucolíticos, antidiarréicos, antiinflamatorios tópicos, analgésicos no narcóticos,… eso sí, incluidos en los programas de receta Electrónica (prescripción y financiación no siempre han de ir unidos).

Los ciudadanos han de ser conscientes que si queremos una Sanidad sostenible, equitativa y universal, hemos de preservarla, de hacerla sostenible y de calidad, el “de todo para todos” no tiene sentido en un entorno de optimización y estoy convencido que muchos pacientes estarían de acuerdo en pagar de su bolsillo el paracetamol y que el sistema pudiera dar entrada y “accesibilidad real” a las últimas novedades en oncología, esclerosis múltiple o enfermedades raras.

 

Sostenibilidad del Sistema Sanitario

4 responses to Desfinanciación de Medicamentos: Optimización y sostenibilidad


  1. Carmela Fayos

    Totalmente de acuerdo!!! Nosotros en nuestra farmacia hace tiempo que comentamos lo mismo. Pero, ¿como se transmite eso a quien corresponda?

  2. Carlos Alonso

    Una posible idea es desfinanciar TODAS las presentaciones de paracetamol, de Ibuprofeno y el Omeprazol que esté fuera de indicación (que es casi todo).
    A esto podíamos sumar los medicamentos en los que no está demostrada su eficacia por falta de evidencias (acetilcisteína, ambroxol, troxerutina…).
    Yendo más allá deberíamos pedir que en las urgencias no prescriban medicamentos para síntomas menores.
    Continuará….

  3. Sebiprox, nutracel… ejemplos sangrantes. Y aumentar la aportación en antihipertensivos simples, 2.64 es una cifra irrisoria, y en varidasa, etc.

  4. Daniel

    Habría que establecer lo que se financia y lo que no, como bien dices, y educar a los ciudadados en que nada es gratis, que todo tiene un coste.
    Para mí también es importante que fuera igual para todos los ciudadanos en toda España. La receta electrónica, por ejemplo, es distinta en las comunidades autónomas en las que existe (en otras ni existe), los criterios de atención sanitaria en muchos aspectos son distintos… Si vamos a estar peor (o mejor) tiene que ser todos iguales, en mi opinión; mi pregunta es ¿es esto posible con 17 sistemas? ¿no es la sanidad un bien común que debería gestionarse a nivel general?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>