Clave 1 de sostenibilidad y mejora de la salud: Adherencia terapéutica

Uno de los principales problemas de la sanidad actual es la falta de adherencia a los tratamientos. Estamos hablando de un problema sanitario prioritario porque afecta tanto al tratamiento de la enfermedad como a la sostenibilidad del propio sistema.

La OMS hace tiempo que insiste en este hecho y anima a los diferentes países, a emprender acciones dirigidas a minimizar este fenómeno, lo cual contribuirá notablemente a mejorar la morbi-mortalidad asociada al incumplimiento de la pauta farmacológica.

En este sentido, en España queda mucho por hacer, se están desarrollando programas específicos desde la Atención Primaria: Dispensación a través de los SPD (Sistemas Personalizados de Dosificación), muy desarrollado en algunas CC.AA y con un grupo importante de pacientes beneficiándose, programas específicos de coordinación entre personal de enfermería/Farmacéuticos de Atención Primaria/Farmacéuticos comunitarios,… y también en Atención Hospitalaria: Programas destinados a la mejora de la adherencia del paciente con tratamiento antirretroviral o bien el reciente programa desarrollado por la SEFH en más de 100 hospitales españoles bajo el lema “¿Conoce la importancia de tomar correctamente su tratamiento farmacológico?”…pero nos queda un largo recorrido y hemos de intensificar iniciativas que perduren en el tiempo y beneficien al mayor número de pacientes.

La mejora de la adherencia terapéutica ha de enfocarse en 4 niveles:

1)    Entrevista inicial: Con la finalidad de identificar el problema principal que ocasiona el incumplimiento terapéutico (en un entorno de problemática multifactorial).

2)    Intervención breve: Repaso de medicación: indicación, posología y duración del tratamiento.

3)    Oferta de dispositivos de ayuda a la mejora del cumplimiento: En caso de que sea necesario, el ejemplo claro sería la utilización de los SPD.

4)    Seguimiento: Afianzar la adherencia, reforzar los factores positivos que hacen perdurar la misma y asegurar el cumplimiento de lo acordado.

Solo con las fases (1) y (2) ya podemos mejorar el grado de cumplimiento terapéutico en un 10% y su desarrollo total podría ocasionar que alcanzáramos cuotas superiores al 50-60%.

Hemos de tener en cuenta que el incumplimiento se produce en una media del 40% de los tratamientos instaurados –variando entre patologías y pautas complejas, siendo más complicado mantener la adherencia en el tratamiento de enfermedades que cursan asintomáticamente- y se traduce en millones de euros.

Paralelamente, el cumplimiento terapéutico ha de ser un elemento clave en el entorno de “Abordaje integral de la patología crónica”, que ha de producirse en un marco de “acompañamiento” y no de estabilización con discontinuidad asistencial.

Pacientes, Reflexiones sobre la Farmacia y los Sistemas Sanitarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>