La clave de Twitter: Bidireccionalidad o fracasar

 Twitter se han convertido en una herramienta potentísima para reforzar la comunicación y crear nuevos modelos de interrelación entre personas, empresas e instituciones.

Según Tendencias Digitales, a través de un estudio reciente, podemos clasificar los usuarios de Twiter en  5 tipos:

Followers: se dedican a escuchar y son poco participativos, constituyen el número mayoritario con el 39%.

Generadores de información y opinión: Siguen también a otros seguidores que crean este tipo de contenidos. Constituirían el 20% de los usuarios de Twitter.

Medios de comunicación y empresas: Lo que hacen es volcar en la red de microblogging sus contenidos, generalmente publicados anteriormente en su página web. Son los llamados “broadcasters”, usan Twitter como un canal más en el que vuelcan sus RSS. Constituyen el 16%.

Sociales multimedia: Crean contenidos, suben vídeos, fotografías… y aprovechan todos los recursos que brinda la red de microblogging. Son el 13%.

Marketers: Serían los que utilizan Twitter para promover su empresa en la red y generar negocio. Constituyen el 12% de los usuarios de Twitter.

Basándonos en esta segmentación, es importante remarcar el elemento más “importante” de una red social: La BIDIRECCIONALIDAD.

Por mucho que nosotros queramos usar twitter como elemento de promoción o para dar a conocer nuestros contenidos, si no INTERACTUAMOS con la red y aprovechamos la potencialidad “validadora” que tiene, difícilmente sacaremos de ella todo el potencial y acabaremos utilizándola como si fuera un medio desvirtualizado, de los que hemos utilizado durante años y años.

Dos ejemplos:

Muchos medios de comunicación que utilizan twitter para: informar y para captar la opinión de los usuarios sobre una pregunta marco, a partir de aquí, crean estadísticas –evidentemente, sin representatividad, pero sí, con “subjetividad de tendencia” y crean a su vez, nuevas noticias que crean opinión. Pero,…donde está la bidireccionalidad aquí? Cuando los usuarios pretenden interactuar, no encuentran respuesta y la posibilidad de crear “tertulias virtuales” no se lleva a cabo. Teniendo la oportunidad de hacer verdaderas tertulias virtuales con gente interesada, eso no se produce y acabamos asistiendo a la visualización unidireccional de las tertulias radiofónicas o televisivas, donde piensas “como saben estos de todos los temas”, hasta que tocan el tuyo…

El otro son los políticos, muchos de ellos aparecen “estratégicamente” unos meses o días, antes de campaña, informan de donde están, lo mucho que hacen, lo que publican y lo que piensan, pero…la mayoría, con una “interacción bidireccional nula” –hay excepciones, evidentemente, pero pocas-, les preguntas, con educación, sin pretender establecer una comunicación tipo chat (twitter no es un chat, recuérdenlo) y nada, ni respuesta. Los sigues, para intentar detectar aquel twitt interesante, pero…manzanas traigo. También hemos de tener en cuenta que en la mayoría de casos, ni ellos mismos controlan su twitter –quizás entonces que tengan su blog y punto- pero en este caso, su responsable podría seleccionar algunos twitts de interacción y contestar selectivamente a lo que los usuarios demandan. Y se equivocan y miden mal: nº de usuarios+nº de twitts no es igual a éxito. Ni mucho menos…

A todos, sea cual sea su meta en el uso de twitter:

“La bidireccionalidad es la clave: los usuarios te marcan el camino, con su opinión, mejoras, te adaptas y creces”.

 

La salud 2.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>