Comuníqueme mejor y mejoraré antes o al menos…viviré feliz mi enfermedad

 Uno de los aspectos que siempre me ha interesado y me ha llamado la atención de forma preferente es la “Comunicación” entre los pacientes y los profesionales sanitarios.

Muchas son las técnicas de comunicación utilizadas, y en la mayoría de casos han sido más fruto de las experiencias personales y la propia personalidad del facultativo que no una derivada  de la enseñanza impartida desde el mundo académico.

Los perfiles, variados, comentaré algunos de ellos

El profesional que va de “Divo”, que se cree –y seguramente lo és- un verdadero crack, cosa que puede o no coincidir con un KOL, y que no le importa la fórmula comunicativa porque, según él, la ciencia que atesora, le “otorga” la posibilidad de tratar al paciente como inferior y comunicar sin ningún tipo de sensibilidad.

El profesional  “realista” que comunica con toda frialdad la situación, sin valorar el aspecto de necesidad, de soporte anímico adicional que necesita el paciente, generalmente plantea el panorama ante el escenario más desfavorable y es partidario de “la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad”.

El profesional “poco informador”, diagnostica, trata y generalmente…habla poco, es una víctima perfecta para que sus pacientes se aficionen a la búsqueda constante de información paralela sobre su enfermedad.

El profesional “aglutinador”, atiende la afección, la percibe como un todo y establece un plan global de abordaje que en muchos casos acaba por desorientar al paciente, no prioriza los cambios de habito y quiere que el abordaje sea inmediato, total y efectivo –cosa que en muchos casos acaba por desorientar y angustiar al paciente-.

Y también nos encontramos con el profesional “humano”:

Capaz de transmitir, de desangustiar, de explicar la afección y/o patología con palabras simples, siempre esperanzadoras y desestresantes, promoviendo cambios pausados, tranquilos, por fases,…capaz de anteponer la “calidad de vida” física y psicológica del paciente y buscando siempre la palabra amable, el trato que haga que “ir al médico no sea un episodio de estrés, angustia e incertidumbre.

Ese es el profesional que todo paciente ansía, el profesional que a parte de tener una buena base científica y asistencial, sea capaz de transmitir y apoyar basándose en una verdadera alianza con el paciente: “Los dos vamos a llegar muy lejos, juntos, sin miedos y en un entorno de confianza”.

Sea  humano y cercano y seguro que mejoraré antes o al menos viviré más feliz con mi enfermedad.

Pacientes

1 response to Comuníqueme mejor y mejoraré antes o al menos…viviré feliz mi enfermedad


  1. Inma

    Desafortunadamente el porcentaje de profesionales “humanos” está muy por debajo del resto de los profesionales. Una profesión tan “HUMANA”, como la de preservar la salud y vida de las personas cada vez está más “deshumanizada”, más alejada del paciente….Incluso hay “profesionales” tan “endiosados” que le dicen al propio paciente “…yo no tomo casos perdidos”, y es en ése momento que tanta carrera, tantos estudios y tanta experiencia pierden todo su valor y convierten al profesional en un MERCADER DE SALUD y nada más. Habría que mirar cuántos de ésos MERCADERES hay por ahí. Por suerte todavía existe el otro grupo; otros profesionales que se ENTREGAN por completo y te apoyan aunque sepan que tienen la batalla perdida, te ayudan y te sonríen y te animan a seguir peleando seguros de que el paciente se ayudará a sí mismo si les ven animados, que no despereocupados.
    La HUMANIDAD y PSICOLOGÍA deberían ser dos asignaturas troncales durante toda la carrera de medicina.
    Una paciente que tuvo la suerte de contar con una EMINENCIA y PROFESIONAL HUMANO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>