El extasis nació como un quitahambre (Contra de La Vanguardia 31/12/2003)

LLUÍS AMIGUET “El éxtasis nació como un quitahambre”

RAFAEL BORRÀS

VOCAL DE DROGODEPENDENCIA DEL C. DE FARMACÈUTICS Tengo 33 años. Nací en Badalona. Soy vocal de drogodependencias y sida del Col·legi de Farmacèutics de Barcelona. Casado. Soy el autor del primer prospecto para uso terapéutico del cannabis publicado en España. Creo en un Dios que acepta la utilización del preservativo. Aún no se ha inventado ninguna droga que dé placer sin causar daño.

S i el cannabis no es legal… –No. –¿Por qué el Col·legi de Farma- cèutics publica un prospecto sobre cómo usarlo? –Porquesialgunosenfermosloutilizanpa- ra que les alivie síntomas que otros medica- mentosnoconsiguencombatir,nuestroafán de servicio nos exige aconsejarles en su uso. –Veamos ese prospecto del cannabis como si fuera el de la aspirina. –Antesprecisemosqueexistenmuchosen- sayos sobre la sustancia, pero yo he partido delainformacióndelMinisteriodeSanidad holandés… –¿Y aquí también sirve? –Noconprecisión,puestoqueenHolanda el cannabis es cultivado y sometido al con- trol del laboratorio. Aquí, los enfermos lo obtienen de plantaciones clandestinas y en variedades diversas, lo que hace muy difícil regular su posología. –¿Qué recomienda entonces? –Posología aproximativa. Escalar las to- mas desde dosis mínimas hasta obtener los resultados deseados… –De acuerdo. Indicaciones… –Antihemético: es eficaz contra las náu- seasyvómitosproducidosporlaquimiotera- piaylosantirretrovirales.Esunestimulante delapetitoyunanalgésicocontradetermina- dos tipos de dolor. –¿No era bueno contra el Parkinson? –Tras ensayos aún sin confirmar, algunos equipos afirman haber observado mejorías entrastornosdelosneurotransmisores,inclu- so mencionan el Parkinson. Pero no se pue- de garantizar su efectividad. –Contraindicaciones. –No indicado en pacientes con trastornos emocionales,psicosisy,engeneral,cualquier enfermedad que haya requerido tratamiento psiquiátrico.Esdesaconsejablecuandoexis- ten cardiopatías puesto que produce taqui- cardias y tampoco es recomendable cuando el enfermo padece trastornos circulatorios. –¿Por qué? –Porqueeshipotensor:alteralatensión.Y es importante alertar sobre los riesgos de la conducción bajo sus efectos. –Imagino. –El cannabis inhalado o fumado inhabili- ta para la conducción al menos dos horas y media después de ser administrado y, si es ingerido, al menos cuatro horas. –¿En pastillas? –En cápsulas o solubilizado en un com- puesto graso o en inhalador. –¿Liposolución? –No es hidrosoluble como una manzani- lla,asíquenopuedetomarsecomounainfu- sióncualquiera.Encambiosíesliposoluble, se disuelve en grasas, por lo que puede inge- rirsedisueltoenmantequillasolecheentera. –Interacciones. –Los cannabinoides y el THC pueden va- riar la biodisponibilidad de las familias de antidepresivos como los inhibidores de la recaptación de serotonina o los triádicos y benzodiacepinas. Es decir, que o potencia o disminuyesusefectos.Porejemplo,elcanna- bis potencia los antidepresivos de la familia Prozac.Yahoramismonosoyexhaustivoen esta relación de interacciones… –Efectos secundarios… –Puede provocar crisis de pánico, angus- tia, paranoias… –¿Tanto? –…Son reversibles, pero la primera toma nuncadebierahacerseensolitario.También causa sequedad de boca o alteraciones del equilibrio y la percepción, hilaridad… –¿No tiene efectos gratificantes? –Hablamos del uso terapéutico, pero se han descrito: relajación, empatía, hiperes- tesia (potenciación de los sentidos) hasta, segúnladosis,psicodeliaoalteracióndeper- cepciones y estados de conciencia. –¿Y el uso recreativo? –No era nuestra intención entrar en ese terreno. –La información jamás causa daño. –Sirva pues para advertir al consumidor recreativoqueelcannabispuedecausarlere- accionesadversascomo,siempredependien- dodelasdosis yla frecuencia,problemasde memoria y tendencia al aislamiento. –¿En las farmacias hay alguna droga que proporcione placer sin causar perjuicio? –Siusted la inventa será millonario, pero, hoy por hoy, toda droga, empezando por las legales,elalcohol yel tabaco,siproporciona un placer se cobra un precio. –Supongo que a las farmacias siguen acu- diendo buscadores de emociones… –Recuerdolacrisisquetuvimosconlake- tamina.Poralgúnmotivotrascendióqueera una potente alteradora de conciencia y nos bombardeabanconpeticionescuandoenrea- lidad es peligrosísima. –¿Coca? –Comotodaslasdrogasrecreativas,inclui- doelhachís,másquelaadictividaddelasus- tanciaen sí, enla coca debemoshablar dela experiencia, que es muy adictiva. –Dependerá de la sustancia, ¿no? –Merefieroalaceremoniaylaculturaque acompañanalconsumo.Tantolacocacomo elcannabistienenunamística,elpapelito,el mecheroolaencerronaenellavabodelaco- ca, que proporcionan contexto para un tipo de relación que “engancha” tanto como la propia sustancia. –¿Pastillas, éxtasis? –Es un ejemplo de cómo muchas sustan- cias experimentales de laboratorio acaban como drogas recreativas.El éxtasis se conci- bió en 1914 como un anorexígeno, en reali- dad se inventó como un quitahambre, pero los laboratorios se asustaron al comprobar sus peligrosos efectos secundarios. CURA O DROGA Las drogas pueden hacer daño; la información, no. Por eso resulta encomiable la iniciativa de Borràs y los farmacéuticos barceloneses de publicar en su web el prospecto sobre el uso terapéutico del cannabis. La marihuana no es la primera droga que recorre el camino de la botica a la fiesta, pero con Borràs descubro que otras muchas drogas de diseño, como el éxtasis, nacieron en el laboratorio farmacéutico para curar enfermedades y hoy, igual que el alcohol y el tabaco –aún medicina en el Amazonas–, pueden o curarnos o matarnos suavemente. El otro apunte es que las sustancias que pueden dar la vida o quitarla entre placeres y abstinencias son tan adictivas como las ceremonias en que se ingieren. No es sólo la sustancia la que engancha, sino el rito.

entrevistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>